Moral Física


In. Only in. Only all in. Only
Read it. And read it again
Jesús ha comprado una participación
En la cooperativa vinícola
Para la lotería de El Niño
Y aguarda el resultado
Con los dedos cruzados.
¡Jalisco, no te rajes!

En la calle veinticuatro
Ha habido un asesinato
Hoy puede ser un gran día
Para los árboles desesperados
El cedro y el álamo
Levantan sus ramas ¡detenidos!
Son los principales acusados.
Everybody´s got something to hide

Tras los visillos la trama
Crece de puntillas mientras
El Niño que se sortea a sí mismo
Silba canciones a cielo abierto
¡Arráncate un brazo! ¡Sortéate!
Make ´em laugh
Ja ja ja ja (español)
Ha ha ha ha (extranjero)

La policía forestal detiene
A los sospechosos puestos
De soylent hasta la copa
La forense levanta al Niño
De un puntapié hasta la eternidad
De una estrella fugaz
Jesús se ha tocado su yo remoto
Por aplicación tópica
Su cáliz derramado abonará el marjal.

12467758_10153933306936015_1208984941_n


Acerca de Rasomon

Antes de nacer incluso ya se predijo, con acierto, que Rasomon moriría algún día. Por fortuna para el género humano hace más de dos tardes que el susodicho toma té de vainilla los días pares de meses alternos. Su modo de preparación es el secreto que mantiene ocupado a los cabalistas desde hace un cuarto de hora aproximadamente. Cada fotograma mantiene intacto su sabor ancestral gracias al hervido de película a la manera tirolesa. La razón por la que Rasomon hiberna tras cada telediario habría que buscarla en el baño, pero cualquiera se adentra tras el positivado del papel higiénico. Lo único cierto a estas alturas es que allí abajo hay algo y si no pregunten en la sección de conservas de su dentista más lejano. Él no sabrá nada de Rasomon pero el aire tampoco tiene hebras desde el siglo III y nadie se queja.

¡Habla, Pueblo, habla!