Así descubrí que «Franco es kitsch»

¡Gracias por apoyar a Homo Velamine! Este artículo sólo está disponible para las personas que, como tú, nos apoyan. Puedes ver más artículos y descargas exclusivas aquí. ¡Gracias por formar parte del sueño ultrarracional! Fue un flechazo. No recuerdo muy bien cómo empezaron a llegar a mí, pero me cautivaron desde el primer momento. Eran...

Este contenido es solo para subscriptores y subscriptoresas.
Loguéese o subscríbase para acceder a él.