Así será el Edificio EspañaTiempo de lectura: 2 min


En medio de las idas y venidas del Edificio España entre el Ayuntamiento, la Comunidad de Madrid y la nueva propietaria, Wanda, una parte de la fachada del edificio ya ha sido redecorada como una moderna tienda de chinos. La intervención, de unos 11 metros cuadrados, trata de poner en valor las ventajas del nuevo proyecto recreando parte de la imagen que ofrecerá el edificio.

El mural ha sido realizado por el grupo ultrarracionalista Homo Velamine para celebrar el derribo del inmueble y mostrar las bondades del moderno centro comercial chino. “La historia de España siempre ha sido nefasta, de modo que todo lo que suponga enterrarla es bienvenido,” ha declarado Jerónimo García, portavoz de la revista. “Una de las mejores formas de hacerlo es que los edificios antiguos, depositarios de la historia, dejen paso a edificios nuevos que podríamos encontrar en cualquier otra parte del mundo.”

Además, Homo Velamine aplaude la decisión de hacer del Edificio España unos grandes almacenes chinos, “al estilo de las tiendas que todos conocemos en nuestros barrios y que nos resultan tan agradables, pero en una dimensión mucho mayor”, ha declarado García. “Eso es lo que hemos querido representar en este mural.”

El derribo del Edificio España va a ser posible gracias a la amplitud de miras del anterior presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, quien disminuyó la protección del edificio. “La mejor forma de crear riqueza es facilitando que todos aquellos que quieren desarrollar su proyecto lo puedan llevar adelante, quitar las trabas facilitándoles la inversión”, declaró el expresidente en relación a la eliminación de la protección de su estructura y su fachada posterior.

La noticia de la obra tampoco ha dejado indiferente al arquitecto Santiago Calatrava. “Me alegra que se vaya a recurrir al sventramento, una práctica muy extendida históricamente en personas,” ha confesado Calatrava. “Además, la nueva construcción va a suponer un excelente ejemplo de trofeísmo arquitectónico, por el que el nuevo edificio conservará como ‘trofeo de caza’ un elemento del edificio al que reemplaza, en este caso la fachada.”

Los vecinos del barrio se han mostrado favorables al proyecto. Elogian la calidad de los productos chinos y la “cortesía y exquisita atención de los dependientes chinos”. Sólo un transeúnte heterocañí se ha mostrado disgustado: “Yo antes no compraba productos chinos porque los niños chinos me daban pena, ahí tantas horas trabajando, ahora no los compro porque los productos chinos me dan asco.”

Simulación por computador de la reforma del Edificio España

Simulación por computador de la reforma del Edificio España

 

¡Habla, Pueblo, habla!