Cuidemos a nuestros niños

Cuidemos a nuestros niños. Cubrámoslos de estampitas de Cristiano Ronaldo, ese prócer hercúleo-medioeval; agasajémoslos con juguetes ultracaros que caerán en desuso el día ocho de enero; obsequiémosles con placenteros y sanos almuerzos en el McDonald’s, permitámosles quemar adrenalina en la piscina de bolas; estimulemos su inofensivo fervor consumista. Estrellemos sin piedad su cara contra la televisión cada día, en Telecinco, a las 10 de la noche. Invitémosles a convertirse en jóvenes ahorradores, en ciudadanos normales y productivos.

¡Habla, Pueblo, habla!

El Tribunal Supremo nos ha condenado a 18 meses de cárcel y 15.000€ por unos hechos fabricados por los tribunales y los medios. Tenemos que pagarlos durante los próximos meses, además de 10.000€ en costas y 4.000€ para recurrir al Tribunal Constitucional.

Te necesitamos para poder hacer frente al elevado coste. Tenemos que defender los productos culturales de denuncias económicas o ideológicas, y proteger derechos fundamentales como la información veraz o la tutela judicial efectiva, precisamente los que permiten ejercer control sobre el poder. ¡Contamos contigo!