Dios es amor1 min read


Pienso a menudo el terror que tiene que suponer ser una mosca y quedarse atrapada en una tela de araña.

¿Se imaginan? Estar ahí sin poderse mover y sin saber muy bien porqué, y de repente ver las fauces gigantísticas de un monstruo feo, peludo y de seis ojos acercándose hacia usted, bien abiertas. Y usted que no para de mover las alas, las mueve y las mueve, pero tampoco despega, sino que se enreda más y más, y las fauces se acercan y se acercan, y entonces ella le toca con sus patas largas y asquerosas y le envuelve en su hilo pegajoso, y le pega un bocao y siente su baba inmunda y le duele mucho y así

preso de esa criatura horrible

con ese dolor

aterrado

muere

solo.


Acerca de Anónimo García

Ultrarracionalista, determinista-libertario, exterminista-humanista, misfilántropo y moderno pero español. Me dedico a la comunicación en todos sus ámbitos, especialmente el visual, en el que destaca mi perfecta y característica ejecución del corte de mangas. He sido galardonado en varias ocasiones, entre las que se encuentra el premio al número ganador en una rifa de mi colegio; y tengo el honor de haber confundido “humper” con “hamper” en el texto de uno de mis diseños. Más en www.anonimogarcia.com

¡Habla, Pueblo, habla!