El mago

Cambie de acera si ve a un señor con traje, gafas de sol y pelo para atrás. Extreme la precaución si además tiene panza y está medio calvo. Se trata de un miembro de una legendaria estirpe de magos que no dudará en utilizar su poder secreto para traspasar dinero de su cuenta corriente (la de usted) a la suya (la de él).
Tenga cuidado, porque nadie puede combatirles.

¡Habla, Pueblo, habla!