Sufrir y Rezar

Ser natural de la gente, con el cual se busca y logra la trascendencia
mediante el sufrimiento. Común entre la Gente Entrañable, que divide el mundo en amigos (víctimas) y enemigos (opresores). Es también el marco simbólico que subyace a la política de Podemos, y todavía más a la de Izquierda Unida (colectivos marginales, lucha de clases en la cual la mía es la inferior, «nos manipulan»…). Sin embargo, cobra especial virulencia en el programa de María Teresa Campos (cualquier tiempo pasado fue mejor) o en cónclaves neolíticos tales como el grupo de fans de Camela («mira qué achaques tengo»). Por otra parte, en el capitalismo, Sufrir y Rezar suele ser inhibido en la medida de lo posible, o bien instrumentalizado en favor de Empleo y Gol –como, por ejemplo, en los Cofrade Services y similares
eventos de Mundobalneario–.