Ultrarrazón

Motivaciones sutiles que subyacen a las acciones del Homo velamine, por las que se guía pero que es incapaz de identificar, y que justifica mediante retruécanos lógicos.

El Tribunal Supremo nos ha condenado a 18 meses de cárcel y 15.000€ por una sátira.