La terapeuta de Schrödinger

¿Sabías que la terapeuta que declaró en contra de Homo Velamine en el juicio es terapeuta y no lo es a la vez? ¿Sabías que a pesar de declarar en su contra comparte cosas de Homo Velamine? Por cosas así es por lo que no vale la pena ya leer ficción: la realidad es mucho más jugosa.

Nos explicamos desde el principio:

Homo Velamine ha tratado mucho la concepción de España, en concreto sus símbolos como campo de batalla de disputas tribales. Es un tema que da mucho juego para destapar contradicciones. Tal vez el momento más esperpéntico fue la apropiación de la bandera nacional por Vox en una manifestación de coches en mayo de 2020. Se oponían a las resticciones gubernamentales por el covid, pero no había pancartas, ni consignas, ni gritos, solo banderas.

Frente a esa impúdica instrumentalización de un símbolo que debería ser de toda la ciudadanía, un grupo de personas vinculadas a los movimientos sociales lanzamos la campaña #TambiénSomosEspaña, en la que relaciónabamos la bandera a aspectos positivos no relacionados con la derecha. Era gracioso porque en nuestras reuniones pasábamos la mitad del tiempo excusándonos y diciendo que «a mí la bandera ni fu ni fa, eh», no fuera a dudar el resto de nuestro izquierdismo viejo, jeje.

Bueno, el caso es que la campaña fue un éxito, y muchas personalidades compartieron nuestros materiales y reivindicaron la bandera. ¡Incluso la cuenta del 15M!

Entre las personas que lo compartieron estaba esta:

Esta entusiasta compartidora había declarado cinco meses antes contra Homo Velamine en un juicio, en calidad de supuesta terapeuta. Digo «supuesta terapeuta» porque no es tal cosa, sino especialista en medicina interna, adscrita al servicio de oncología de su hospital. Su curriculum no menciona ningún tipo de vinculación con la psicología ni nada similar.

La supuesta terapeuta de la víctima de La Manada es en realidad especialista en medicina interna y no tiene ningún tipo de relación con la psicología.

Como siempre decimos, nos gustaría enmendar de forma justa todo daño que hayamos podido causar. Pero no podemos asumir una acusación en la que ninguno de sus pilares puede ser considerado ya honesto.

En fin, esto no es un lloro eh, que queréis dinero, pues toma. Simplemente atestiguar hasta qué punto la realidad es deliciosamente grotesca.

Lo interesante de este caso es…

Breve elipsis para que no me lleven a la cárcel

… pero no hay manera de que la razón penetre en los corazones obstruidos por el telecinquismo, que buscarán excusas para no deshacerse de sus concepciones y creencias. Este caso demuestra más que ninguna otra cosa antes «sobre qué inestables cimientos, sobre qué cavernas, han edificado las personas sus tambaleantes viviendas» .

Y como me gusta mucho decir últimamente: si te crees una persona revolucionaria y dices lo mismo que La Sexta, o bien te equivocas tú o bien La Sexta, y La Sexta nunca se equivoca porque es ella quien establece la verdad.


¿Sabías que nos han condenado a 18 meses de cárcel y 15.000 euros por una sátira hacia los medios de comunicación? ¡No lo verás en las noticias!

La condena menoscaba derechos como el de la libertad de expresión o la tutela judicial efectiva, precisamente los que permiten ejercer control sobre el poder, y abre la puerta a denunciar productos culturales por motivos económicos o ideológicos. Puedes apoyarnos en nuestro crowdfunding. ¡Gracias!

¡Habla, Pueblo, habla!

Nos han condenado a 18 meses de cárcel y 15.000€ por destapar una sucia cloaca.  Lee más y apóyanos »