Mi gran familia

Cada semana El Medievalista nos enseña un montón de cosas curiosas sobre la Edad Media. Convencido de que la divulgación científica debe hacerse a través de las redes sociales, lucha con toda su pasión para que los Siglos Oscuros sean un poco más luminosos gracias a su sabiduría. ¡Si no quiere perderse nada, no olvide seguirle en YouTubeFacebook e Instagram! ¡Aprenderá más que matriculándose en cualquier curso de la UNED!

 

La labor de los medievalistas no consiste únicamente en investigar sobre los Siglos Oscuros para que la gente curiosa pueda saber un poquito más. Algunos estudiosos, como yo, queremos mejorar la sociedad actual y qué mejor forma de hacerlo que echar mano de la sabiduría de los antiguos maestros. Seré taxativo: Una de las cosas que más me preocupan ahora que me he vuelto un Youtuber influyente es la obsesión por la cuantificación que domina a gran parte de la gente. Los Youtubers quieren más y más suscriptores para conseguir cifras como 1K, 10K, 100K, 1M. Los usuarios de Facebook e Instagram buscan más y más likes o corazoncitos. Todo esto viene de la necesidad de poner medida a todo propia de nuestra época. Vivimos en una sociedad de ingenieros e ingeniosos y ahora se intenta medir con cifras cuánto gustamos a los demás y lo importantes que somos. En la Edad Media no existía todo esto. No existía el reloj ni el sistema métrico decimal. La gente era más libre y valoraba a sus vecinos o a sus gallinas por cómo eran y no por el número de huevos que ponían. Yo, como estudioso de esta época fascinante, aprendo interesantes lecciones que quiero transmitiros. Por eso he hecho este video dedicado a mis 314 suscriptores. Detrás de esa cifra, no me olvido, hay una persona deseosa de escucharme, un pequeño medievaliente que quiere convertirse en un gran investigador o saber un poquito más sobre la Edad Media. Para mí no sois un número, para mí sois una gran familia.

¡Habla, Pueblo, habla!