Objetivo: eliminar la publicidad de los coches

Cuando salimos del confinamiento la ciudad había cambiado. Las calles nos recordaban a esas películas en blanco y negro donde la gente pasea por cualquier lado, en cualquier dirección. No había humos ni ruido. No había coches. Por un momento pensamos que la ciudadanía se daría cuenta de que la ciudad podría ser otra cosa....

Este contenido es solo para subscriptores y subscriptoresas.
Loguéese o subscríbase para acceder a él.

El Tribunal Supremo nos ha condenado a 18 meses de cárcel y 15.000€ por unos hechos fabricados por los tribunales y los medios. Tenemos que pagarlos durante los próximos meses, además de 10.000€ en costas y 4.000€ para recurrir al Tribunal Constitucional.

Te necesitamos para poder hacer frente al elevado coste. Tenemos que defender los productos culturales de denuncias económicas o ideológicas, y proteger derechos fundamentales como la información veraz o la tutela judicial efectiva, precisamente los que permiten ejercer control sobre el poder. ¡Contamos contigo!