Reactivo tras el juicio del tour de La Manada

El pasado martes 26 se celebró el juicio del tour de La Manada, por el que me piden 3 años de cárcel y 20.000€. Si no sabes de dónde viene esto, puedes leerlo aquí.

Quería ponerme a escribir las acusaciones que me hizo la abogada en el juicio pero no puedo seguir: me estoy cabreando de verdad. La abogada retorcía la realidad para defender algo que ella misma sabía que era mentira, y el resto de personas en la sala también. Sin ningún pudor, la tía.

Son muchísimas falsedades, a cual peor. Por ejemplo que el día que se lanzó la web, el 5 de diciembre, no hubo ninguna sentencia a La Manada, sino que esta fue en junio. Ella sabe que sí la hubo, Wikipedia también lo sabe, pero ahí está la tía con su cara, diciéndolo impasible. Ojo que no lo dice ya a una masa desinformada de personas que están dispuestas a creerse cualquier cosa que diga Matías Prats, como cuando La Sexta reprodujo partes textuales del escrito de acusación (que era secreto), sino a personas que conocen el caso: la fiscal, la jueza, mi abogado y yo. Y tan pancha.

Otro ejemplo: al principio del juicio le dije que lo de los «peinados a la útlima moda de La Manada» que recoge la web original «es un insulto y no un halago, porque como se ve mi peinado es de los años 70». Luego, al final del juicio, ella lo saca, y dice que «este hombre, señoría, promociona que se imite el aspecto físico de La Manada con peinados a la última moda, como él mismo explicita en la web, con ánimo de ensalzarlos«. Pero tú me estás viendo, tronca, que me tienes enfrente, que llevo un puto jersey navideño, y que la última persona famosa que llevó pelo largo y bigote fue Dioni de Camela hace 25 putos años. Que a mí me ven los de La Manada por la calle y me insultan, joder.

En los 90 el pelo largo y bigote ya estaba demodé, y ni el Dioni con todo su éxito pudo volver a ponerlo de moda.

Esto, repito, no es una equivocación o un desliz, es una más de una batería de acusaciones que fuerzan los hechos hasta lo inverosímil para defender una mentira. Estamos hablando de penas de prisión y 20.000€ de multa en juego, ninguna broma, en un proceso irresponsable que la abogada sabe que no tenía que haber llegado hasta aquí, como le dijo la fiscal. Y con perjuicio para todas las partes implicadas, incluida la víctima.

En fin, no revelaré nada más del juicio en atención a la víctima (que más le vale que se cambie de abogada pronto). Me voy a escuchar a Minor Threat para aliviar mi ira. Ya solo queda ponerle una vela a Dolores Delgado para que se haga justicia. Y entiendo que estas mentiras tan descabelladas ayudarán a que así sea.

Gracias a todas por vuestro apoyo.

Salud y Camela,

Ano

¡Habla, Pueblo, habla!

Una idea sobre “Reactivo tras el juicio del tour de La Manada”

  • Avatar