V&E /// El arte que vivimos peligrosamente

Nuestras bodas de plata nos autorizan el análisis de aquellos seres que viven en el filo, expuestos a los elementos por el placer de exponerse, hablamos de artistas.

Todo o nada

La concepción aristotélica de la virtud le sirve de poco a un artista. No se encuentra placer en el punto medio, sino que es el camino del exceso el que conduce al palacio de la sabiduría como versaba William Blake.
Grandes perseguidores
Hablamos de sospechosos habituales en Vara y Endrinas como Santiago Sierra o Edu Galán de Mongolia y también se suman a la rueda de reconocimiento el armenio Parajanov, el pintor vallisoletano Cuadrado Lomas y Ai Weiwei, todos ellos artistas contra el poder por diversos motivos.
En el tocador de la ciudad
Por último lanzamos nuestra mirada a los vagones de metro y a las paredes de nuestro entorno para desgranar el trazo, el estilo y la frontera nocturna de los primeros grafiteros de Madrid.

¡Habla, Pueblo, habla!