VIII. LA NATURALEZA ES INVIOLABLE

LA NATURALEZA ES INVIOLABLE - Manifiesto del Ultrarrracionalismo

Los seres humanos no hacemos violencia a la naturaleza. Es la naturaleza la que, a menudo, nos provoca, comportándose como una puta. Tal es el pensamiento del Homo velamine.

* * *

La naturaleza es un ser superior en toda su crueldad y en toda su generosidad. La más mínima ofensa o su abuso indiscriminado o desproporcionado ha de ser castigado bajo la máxima “ojo por ojo, diente por diente”. Verbigracia: dirigir los tubos de escape hacia las cabinas de sus respectivos automóviles. Enviar a Chernóbil a los defensores de la energía nuclear. Dar alojamiento en una granja de ganado industial a los comedores de carne que no sean capaces de matar su comida con sus propias manos. O la maldición de Cinta Castillo: morir de cáncer a los 48 años tras una vida dedicada a defender las bondades pecuniarias de los vertidos químicos en Huelva.

¡Habla, Pueblo, habla!

El Tribunal Supremo nos ha condenado a 18 meses de cárcel y 15.000€ por unos hechos fabricados por los tribunales y los medios. Tenemos que pagarlos durante los próximos meses, además de 10.000€ en costas y 4.000€ para recurrir al Tribunal Constitucional.

Te necesitamos para poder hacer frente al elevado coste. Tenemos que defender los productos culturales de denuncias económicas o ideológicas, y proteger derechos fundamentales como la información veraz o la tutela judicial efectiva, precisamente los que permiten ejercer control sobre el poder. ¡Contamos contigo!